Conoce a Paula

Conoce a Paula


Paula Lacobara es una coach de belleza y femineidad. Paula enfoca su trabajo en la belleza de la mujer desde adentro, reflejada en el afuera y se especializa en asistir a la mujer moderna a recobrar el poderío de su femineidad, logrando así, de esta manera, vivir su propia belleza sin excusas y compartiendo sus dones y verdad con el mundo.

Gentilmente, Paula conduce a las mujeres hacia la liberación del sentimiento de cansancio y agobio que las deja viviendo una vida mediocre, para entonces abrirse a recibir el apoyo necesario y crear una vida feliz, digna de ser vivida. Esa nueva energía de felicidad y entusiasmo, se verá reflejada en todas las areas de tu vida, desde lo laboral, lo familiar y tus relaciones íntimas.

Paula te mostrará lo fácil que resulta integrar prácticas femeninas a tu vida diaria y cuán poderosa te sentirás al estar conectada con la esencia de quien eres, permitiéndote ser más productiva y eficaz en tu negocio así como en tu vida diaria. Revelando tu verdadera belleza interior, tendrás la oportunidad de experimentar, quizás por primera vez, qué se siente al tener absoluta confianza en ti misma e irradiarla al mundo.

Nacida en Buenos Aires, Argentina, Paula llegó a los Estados Unidos de América hace 12 años con una sola valija y muchos sueños. Su pasión por el viajar, le permite constantemente descubrir los secretos de belleza más profundos en culturas alrededor del mundo.


La Historia de mi Belleza

paula-and-soulmateOriginariamente de Buenos Aires, Argentina, llegué a los Estados Unidos hace doce años con una sola valija e incontables sueños. Ahora vivo entre Los Angeles y la Ciudad de Nueva York con mi esposo y alma gemela Rob. En Nueva York, en un hermoso departamento cuya vista desde mi ventana parece una postal del horizonte neoyorkino y en Los Angeles con una vista a la elegante y hermosa marina a metros de la playa californiana.

Mi vida hoy es todo lo que siempre he deseado y más también. Me siento bendecida de poder ejercer mi carrera como coach, ayudando a mujeres de todas partes del mundo a vivir una vida feliz y bella y a su vez, realizar viajes internacionales en los que puedo descubrir los más profundos secretos de belleza de culturas alrededor del mundo.

Pero esto NO siempre fue así. Mi trayecto hacia la belleza y felicidad no fue nada fácil.

  • Sé lo que se siente al mirarte al espejo y que tu corazón se encoja con la imagen que éste te devuelve.
  • Sé lo que se siente el saber que quien estás siendo en tu vida, no va de acuerdo quien verdaderamente sabes que eres.
  • Sé lo que se siente vivir la vida pasando desapercibida, acomplejada de tu cuerpo y tu belleza.

border

paula-childFui la primera niña nacida en una familia que ya tenía un niño con capacidades especiales y otro que murió al nacer. Al llegar al mundo, fui la luz de los ojos de mis padres, también fui la primera de las niñas de mi gran familia. Todos estaban embobados conmigo. Era hermosa
y esto me era recordado cada día de mi vida.

Recibí mucho amor y mucha belleza de parte de todos los que me rodeaban. Mis padres habían sufrido una gran pérdida y yo representaba la esperanza y era la razón para que ellos siguieran adelante.

En una ocasión, yo debía tener tres años, recuerdo que la señora que estaba a cargo de ayudar con el cuidado de mi hermano, me dijo que debido a que mis padres estaban tan pendientes de mí, no se ocupaban de mi hermano. Lo que yo oí fue, “Por ser como eres, chispeante, hermosa y adorable, estás lastimando a tu hermano”.  A partir de ese momento, algo cambio dentro de mi, me encogí y ya no fui la misma.  Comencé a retraerme, la culpa se apoderó de mí y me convertí en una niña muy tímida y callada y, a la vez, comencé a sentirme responsable de mis hermanos y de todos a mi alrededor.

border

Argentina: Ser hermosa Nunca Fue Suficiente

Argentina es un país donde se valora mucho la belleza y donde hay mucha gente hermosa. En mi cultura, cada persona parece tener derecho a realizar comentarios sobre tu belleza, te conozcan o no. Tal vez creas que habiendo recibido muchas afirmaciones sobre mi belleza de niña, yo me sentiría hermosa y mi autoestima estaría alta como las montañas de los Andes. Pero recuerda que también aprendí que siendo bella podría dañar a otras personas… Siento que durante toda mi vida lo único que quería hacer era esconderme para pasar desapercibida, me fue muy difícil mirarme al espejo, aceptarme y ser dueña de mi belleza.

Fue complejo crecer rodeada de gente hermosa y, en realidad, fue realmente lo contrario a lo que mucha gente podría pensar: todos estamos luchando por ser cada vez más hermosos y el resultado siempre fue sentir que nunca era suficiente, no importa lo que hagas.

Para sumar a mi propia inseguridad, mi padre era dueño de una tienda de lencería que estaba totalmente decorada con fotografías de hermosas y delgadísimas modelos con cuerpos “ideales”. Imagínense, vivir dentro de un catálogo de Victoria Secret. En mi adolescencia solía pasar mucho tiempo en la tienda después del colegio aprendiendo cómo atender al público y todo lo relacionado con el crecimiento de negocio. A pesar de que adoraba pasar tiempo allí, recuerdo la influencia que esto tuvo en la forma que yo percibía mi propio cuerpo.

Para empeorar las cosas, todo lo que veía en las revistas y en la televisión era que había que ser delgada y estar a dieta permanentemente para ser hermosa. Ese era el mensaje que recibía. Hice todas las dietas disponibles en el mundo, aprendí sobre celulitis y lo horrible que eso era. Me obsesioné con todo esto y probé todas las soluciones mágicas y no tanto disponibles (algún día te contaré las cosas alocadas que hice para intentar librarme de la celulitis). También, al ser adolescente y pasando por un intenso stress, mi frente estaba repleta de espinillas las cuales me la pasaba apretando la mayor parte de las tardes frente al espejo.

La presión era muy grande, que siempre te hacia sentir como que faltaba algo.

border

Esto es lo que aprendí sobre la belleza de mi cultura y de los medios:

“Para ser aceptada y agradar, tenía que conformar con ciertos estándares de belleza que eran casi imposibles de lograr”
“La aprobación de mí misma y de mi belleza era dictada por opiniones externas a mí, mi interior no era tomado en cuenta.”
“Que algunas personas poseen belleza y otras no”
“Que la belleza es una fuente de conflictos y competencia, especialmente entre las mujeres”
“Que tienes que trabajar muchísimo para ser hermosa”
“Que tienes que hacer dieta permanentemente si deseas ser hermosa”
“Que la belleza es dolorosa y que tienes que hacer lo QUE SEA para ser hermosa”
“Que ser como eres no te hace hermosa, nunca alcanza. Tienes que trabajar duro para ser bella”
“Que la belleza es peligrosa”
“Que te conviertes en un blanco por ser hermosa”
“Que si disfrutas de tu cuerpo y te vistes con lo que te hace sentir bien, eso le permite a otros abusar o tomar ventaja de ti”
“Que la gente puede envidiarte, criticarte y hacerte a un lado o ignorarte si posees belleza”

border

El Conflicto Interior Conmigo Misma Me Lleva a Drásticos Cambios de Vida

Debido a que yo creía que todas estas declaraciones eran verdaderas, terminé teniendo un constante conflicto conmigo misma. Muy adentro mío sabía que era hermosa, pero también sabía que si mostraba mi belleza podía herir a otros, ser dejada de lado o ser llamada engreída.

Cada vez que me miraba al espejo solamente veía lo que estaba mal en mí. Eso lo aprendí muy bien. De alguna manera, el enojo que tenía con el afuera, lo asimilaba en el adentro y me atacaba a mi misma. Era lo único que sabia hacer, ya que no tenia control en los demás, ni en los medios.

El espejo se transformó en mi enemigo. Esto me llevó a retraerme la mayor parte de mi vida y esconderme, detrás de un hombre o de un trabajo, y así evitar que se fijaran en mí, encontrando una excusa para no salir. No me sentía segura.

Al fin de mi adolescencia y alrededor de mis 20 años aprendí que la belleza es poder.

Apliqué en una compañía internacional de alto nivel, donde pagaban muy bien y fui contratada al instante. Me casé, era el perfecto ejemplo en mi familia y todos me querían. Me compré un departamento, mi auto y estaba lista para comenzar una familia. Sin embargo, muy adentro mío algo faltaba, había un agujero en mi alma.

Un momento, ¿tenía todo lo que me dijeron que me haría feliz y no lo era?¿Qué pasaba conmigo?

Comencé a hacerme esta pregunta constantemente y un día me despidieron del trabajo por reírme (sí, no es broma), a pesar de que estaba desempeñando un excelente trabajo. Unos meses más tarde, mi esposo en aquel momento, se despertó un día y decidió que nuestro matrimonio se había terminado. Mi mundo comenzó a desmoronarse. Estaba desolada, no sabía para donde correr. Era como si un huracán me hubiera pasado por encima y me había quedado sin nada. No tenía trabajo y sentía que ya no tenía posibilidad de construir una familia.

Me sentía horrible y sin nada de valor, en todo sentido.

En ese momento estaba muy enojada conmigo misma y con el mundo. Cómo podía ser que estaba haciendo todo lo que se suponía que debía hacer, y nada funcionaba. Lo que pensé entonces es que algo debía estar mal conmigo. Me sentía totalmente fracasada.

Fue entonces cuando empece a tener problemas con mi alimentación. bebía y salía todas las noches buscando llenar el vacío que sentía (antes nunca lo había hecho), era un desastre. Mis vecinos me traían comida porque yo había perdido el apetito y podía pasar días sin comer. Mi familia no sabía qué hacer conmigo. Tenía 25 años.

border

Transformación

paula-indiaUn día conocí a una maestra espiritual que me invitó a ir a la India. Decidí dejar todo y me fui de viaje por un mes sin saber con seguridad adónde iba. No tenía nada que perder, estaba desesperada. Sabía que había algo importante estaba esperándome.

Este viaje a la India abrió mis ojos a un mundo totalmente diferente. Pude entender la verdad de quién soy y me sentí muy conectada profundamente con un poder superior por primera vez en mi vida. También me fueron revelados los secretos de la belleza verdadera, que eran muy diferente de los conceptos que yo había aprendido de niña.

Adelantando rápidamente en el tiempo, un día mi hermana que vivía en Miami me llama por teléfono, y me cuenta que nos estaba extrañando mucho y quería que yo fuera a visitarla. En ese momento no tenía mucho dinero, así que ella me pagó el pasaje de avión y así llegué a los Estados Unidos, con una valija y sin dinero, sabiendo que éste sería mi nuevo hogar y el comienzo de mi nueva vida.

Mi primera parada fue Miami, luego vendría la Ciudad de Nueva York.

border

Mi Verdadera Belleza (Interior y Exterior!) y el Resurgimiento de Mi Vida en la Ciudad de Nueva York

Paula-embracing-youMe enamoré inmediatamente de la Ciudad Nueva York. Una de las cosas que aprendí allí es que puedes ser quien deseas ser y que eso está bien. Por primera vez sentí que estaba bien ser yo misma. Que no debía ser como el resto, que podía ser diferente y única y que eso me hacía aún más hermosa.

También aprendí que estamos constantemente en movimiento y transformándonos y que esa es la forma en que la vida funciona. Vivir en Nueva York me llevó a posicionarme de una nueva forma frente al mundo y encontré increíbles maestros y mentores que me ayudaron a encontrar las respuestas que surgían en mi interior y me guiaron hacia el camino de mi verdadera belleza.

Me gradué de esteticista y comencé a ayudar a otras mujeres a cuidar su piel. Cientos de mujeres se me acercaban disgustadas por lo que veían en el espejo, siendo muy duras y críticas con ellas mismas por cómo se veía su piel y ¿sabes qué? Yo sabía exactamente cómo se sentían, yo también había sentido lo mismo de una manera u otra.

Pronto me di cuenta que debía compartir mi belleza con otras personas y esta vez mi belleza no los iba a lastimar, en realidad, les iba a ayudar. Fue ese el momento en que decidí convertirme en una coach.

Mi belleza pasó a ser mi herramienta para la curación. Cuando una mujer se siente poderosa con su belleza de adentro hacia afuera, algo mágico sucede. Se convierte en un canal de transformación, haciendo las cosas que más ama y al mismo tiempo puede animar a otras personas para que puedan realizar acciones que involucren un cambio de vida.

Ella se convierte en un imán que atrae todo lo que desea para su vida y vive la vida de acuerdo con sus propias reglas, sin excusas. Vive su propósito de vida y comparte sus dones con el mundo.

¿Qué hubiera pasado si no hubiera decidido adueñarme de mi belleza?
¿Qué pasaría si TÚ no decides adueñarte de tu propia belleza?
LA BELLEZA ES PODER.

Hoy me pronuncio a favor de la belleza y el poder de la mujer. También, me pronuncio a favor de las mujeres que se permiten ser quienes realmente están destinadas a ser en el mundo. Me pronuncio a favor de las mujeres que orgullosamente declaran: “Soy hermosa”